La Cooperativa solicita a la Junta que la algodonera sea Bien de Interés Cultural: comunicado de El Diario de Sevilla (15-06-2020)

Comunicado de prensa de El Diario de Sevilla.

Más de 1.100 firmas recogidas entre expertos, en la plataforma change.org, en el barrio y en entidades se adjuntan al informe tramitado ante la consejería de Cultura y Patrimonio Histórico.

La entidad vecinal pide también que se incluya dentro del Catálogo Periférico de Arquitectura Regionalista de la ciudad.

La Coordinadora Ciudadana del Parque Alcosa, ha recogido más de 1.100 firmas, entre las que figuran arquitectos y antropólogos de prestigio nacional e internacional, para avalar ante la Junta de Andalucía la petición de que la antigua fábrica algodonera del barrio, que hoy es propiedad de la Sareb, se declare Bien de Interés Cultural (BIC). La petición ya se ha formalizado ante la administración andaluza.

EL OBJETIVO ES QUE SE PROTEJAN ESTOS EDIFICIOS INDUSTRIALES DE ALCOSA Y SE REVITALICE LA PERIFERIA DE SEVILLA CON SUS PROPIOS RECURSOS PATRIMONIALES Y VALORES SOCIALES

La entidad ha logrado reunir hasta ahora 526 firmas en la plataforma de internet change.org, otras 585 en la calle y otras 16 de entidades ciudadanas. También se ha dirigido al alcalde de Sevilla para que la apoye.

La propuesta de la coordinadora cuenta con el respaldo de vecinos del entorno, centros educativos, comerciantes y empresarios del barrio del Parque Alcosa, así como ciudadanos e instituciones en defensa del Patrimonio Cultural de distintos puntos de la geografía española e incluso europea, arquitectos y antropólogos de prestigio nacional e internacional que con sus firmas y apoyos han avalado esta petición de Declaración como Bien de Interés Cultural de la Factoría Agrícola Algodonera Nuestra Señora de los Reyes de Sevilla y que han sido adjuntadas al informe presentado.

“SE PIDE LA DECLARACIÓN DE BIC PARA LA ALGODONERA NUESTRA SEÑORA DE LOS REYES, PARA EL CANAL DEL VALLE BAJO DEL GUADALQUIVIR QUE PASA POR LA FACHADA DEL COMPLEJO INDUSTRIAL Y PARA EL PAISAJE INDUSTRIAL QUE COMPRENDE A ESTOS BIENES PATRIMONIALES

La presentación de la solicitud se ha efectuado recientemente en la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental de la Consejería de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía. Se ha tramitado  un informe solicitando que se abra un expediente administrativo para declarar Bien de Interés Cultural tanto la Factoría Agrícola Algodonera Nuestra Señora de los Reyes (Sevilla), como el Canal del Valle Bajo del Guadalquivir a su paso por la fachada del complejo industrial y el paisaje industrial que comprende a estos bienes patrimoniales.

Paralelamente, en la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla y en la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía se ha presentado un informe solicitando la inclusión de la Factoría Algodonera dentro del Catálogo Periférico de Arquitectura Regionalista ante la revisión que se está realizando del PGOU de 2006.

El objetivo de estas medidas es que se proteja y conserve este conjunto de edificios industriales de Alcosa y que se revitalice la periferia y el extrarradio de Sevilla a través de sus propios recursos patrimoniales y valores sociales.

Denuncia por el “alarmante” estado de la obra de Gómez Millán

Paralelamente, se ha lanzado una denuncia al Ayuntamiento de la ciudad por “el alarmante estado de dejadez” en el que se encuentra la magnífica portada de la factoría obra del arquitecto Aurelio Gómez Millán. El abandono y desidia por parte del Consistorio está provocando la pérdida irreparable de parte de este patrimonio, como es el caso de la progresiva desaparición de las cubiertas de los edificios de las fachadas, con tejas vidriadas en blanco y verde realizadas en los desaparecidos talleres alfareros “Santa Ana” de Triana, piezas irreemplazables.

“EL ABANDONO Y DESIDIA POR PARTE DEL CONSISTORIO ESTÁ PROVOCANDO LA PÉRDIDA IRREPARABLE DE LAS CUBIERTAS DE LOS EDIFICIOS DE LAS FACHADAS, CON TEJAS VIDRIADAS EN BLANCO Y VERDE REALIZADAS EN LOS TALLERES ALFAREROS DE TRIANA”

“Desde la Coordinadora Vecinal, somos conscientes de que no se trata de un hecho aislado, sino que, por desgracia, afecta sobre todo al rico patrimonio de la periferia y el extrarradio de la ciudad, como sucede con el propio Cortijo de San Ildefonso, también en el Parque Alcosa, el deterioro constante de la barriada del Retiro Obrero y el Cortijo de Miraflores, la Hacienda del Rosario en Torreblanca, el Molino de Teatinos en el parque del Guadaira, las naves de Renfe en San Jerónimo, etc…, sin olvidar el puente de hierro Alfonso XIII al final de la Avenida de La Raza, o el mural del artista chileno Roberto Matta en la Cartuja, por nombrar sólo algunos ejemplos de la dinámica de abandono y destrucción que sigue el patrimonio cultural de nuestra ciudad”.

“Hacemos un llamamiento al Ayuntamiento de nuestra ciudad para que se sume y apoye, no sólo nuestras propuestas de protección y puesta en valor de la Antigua Factoría Algodonera, sino también del conjunto del patrimonio cultural de la periferia y extrarradio de Sevilla”.

El origen de esta iniciativa ciudadana

Este movimiento ciudadano en defensa del patrimonio industrial del Parque Alcosa partió de una investigación histórica y etnográfica realizada por Manuel González y Carmen Carmona. Este estudio destaca la importancia de la industria algodonera en Sevilla y Andalucía y describe los bienes objetos de protección, contextualizándolos en su momento histórico, señalando los valores etnológicos de la factoría y su entorno, mostrándola como un excepcional ejemplo de una instalación destinada al desmotado y desborrado de algodón y otros productos agrícolas como el girasol, la soja o el cártamo. Esta obra del arquitecto Gómez Millán forma parte junto a la Factoría Algodonera de Tabladilla e Hytasa, de los tres pilares de la industria algodonera en nuestra región.

“NO SE TRATA EXCLUSIVAMENTE DE ELEMENTOS DE NUESTRO PASADO SINO QUE ES UNA HERRAMIENTA DE FUTURO PARA LA POBLACIÓN CIRCUNDANTE COMO MOTOR DE DESARROLLO SOCIO CULTURAL, EDUCATIVO Y EMPRESARIAL”

En cualquier otro lugar de España, esta factoría ya habría sido protegida siguiendo las premisas en materia de Patrimonio Histórico. No se trata exclusivamente de elementos de nuestro pasado sino que es una herramienta de futuro para la población circundante como motor de desarrollo socio cultural, educativo y empresarial”, lamentan la coordinadora de Alcosa.

La entidad reitera que “teniendo en cuenta todo lo anterior, resultaría inexplicable que el Ayuntamiento no se uniera a esta intención proteccionista y que desaprovechara una gran oportunidad para implementar proyectos de desarrollo social y cultural en la zona de Sevilla más poblada y con mayores carencias en el ámbito del ocio, la educación no formal y la cultura. Los nuevos tiempos que se presentan tras la actual pandemia, imponen la necesidad de descentralizar la oferta de ocio sociocultural de la ciudad y teniendo ésta que extenderse por los distintos barrios, evitando las grandes aglomeraciones y concentraciones de turistas y ciudadanos en los centros históricos”.

“SEVILLA NO PUEDE PERMITIRSE LA DESTRUCCIÓN Y DESAPARICIÓN DE SU PATRIMONIO PERIFÉRICO Y MÁS ALEJADO, PUES ÉSTE CONSTITUYE EL LEGADO Y DESARROLLO DE LA CIUDAD DEL FUTURO”

“Sevilla no puede permitirse la destrucción y desaparición de su patrimonio periférico y más alejado, pues éste constituye el legado y desarrollo de la ciudad del futuro. Con ello no solo perderíamos buena parte de nuestra historia sino que también desaparecería una importante fuente de desarrollo para nuestros barrios”.

“Por todo ello, reivindicamos al Ayuntamiento que actúe de urgencia ante un patrimonio irreemplazable, para hacer de nuestra ciudad un lugar más habitable, aumentando su patrimonio y su oferta cultural, descentralizando la oferta de ocio y cultura y dotando a nuestros barrios de posibilidades de desarrollo futuro”.

La entidad señala que ante la nueva situación a causa de la crisis por la Covid-19, es necesario replantearse el modelo de ciudad y el desarrollo de la misma teniendo en cuenta la sostenibilidad, el medio ambiente, los servicios públicos, el bienestar de los vecinos y vecinas y el desarrollo local creando tejido de economía social y dejando de lado los proyectos especulativos que necesitan de grandes inversores que imponen los criterios económicos a los criterios humanos y de sostenibilidad planetaria.

Post completo en este enlace, escrito por ANA S. AMENEIRO el 15 de Junio de 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s